Ima­gen Archivo
Autor: Dipl. Math. Klaus Bröhl, CEO Inte­grat­ed Worlds GmbH — Tra­duci­do por: Miguel Ángel Martín Rodríguez, Busi­ness Devel­op­er y José Jiménez, Scout­ing & Con­tent Management

 

Otra for­ma de vivir la cotid­i­an­idad y los efec­tos de la pan­demia (I)

¡Calles desier­tas, tien­das y restau­rantes cer­ra­dos! Has­ta hace poco, esta era la predic­ción de algunos incré­du­los o neolud­is­tas como si de un apoc­alip­sis socioe­conómi­co se tratase y con­ver­tido en un esce­nario de hor­ror para muchos com­er­cios y ciu­dades. Las causas que se men­cionaron eran prin­ci­pal­mente la evolu­ción del nego­cio online y el cam­bio en el com­por­tamien­to de con­sumo y ocio de los ciudadanos.

La situación actu­al nos ha pre­sen­ta­do esta pesadil­la, aunque el fon­do y las causas son de una nat­u­raleza com­ple­ta­mente difer­ente, nos esta­mos ade­lan­tan­do a una vida tec­nológ­i­ca nece­saria a una veloci­dad impo­nente. Tam­bién debe­mos temer que el esta­do de las ciu­dades, espe­cial­mente los cen­tros urbanos que se han vis­to acel­er­a­da por la pan­demia se com­pliquen aún más de lo que ya era.

Las insti­tu­ciones, enti­dades y colec­tivos cul­tur­ales ya no pueden cumplir su impor­tante mis­ión públi­ca, vién­dose oblig­a­dos en los tiem­pos que cor­ren a la adaptación dig­i­tal, ya que muchas de ellas no puedan hac­er su impor­tante con­tribu­ción a la sociedad, al menos a cor­to y medio pla­zo, debido a los prob­le­mas financieros previstos.

Tam­bién se ve alter­a­da la vida en los cen­tros de ocio y cul­tur­al, tan impor­tantes para la sociedad españo­la, ya sea en el deporte, la cul­tura o los lugares de ocios que se han vis­to a caer en bar­be­cho has­ta que nue­va­mente llegue la nor­mal­i­dad a todos. Que­da por ver cómo las orga­ni­za­ciones y enti­dades, inclu­idas las sin fines lucra­tivos, que a menudo viv­en de la sol­i­dari­dad y los ingre­sos de sus miem­bros y patroci­nadores, sal­drán de este perío­do de sequía.

Pero la situación actu­al de con­fi­namien­to, el cierre de la ven­ta al por menor, la restau­ración y el tur­is­mo, así como las pro­hibi­ciones de reunión y con­cen­tración de per­sonas en áreas públi­cas para la reduc­ción abso­lu­ta de los con­tac­tos sociales nos mues­tra a todos una nue­va for­ma de vida donde care­cer­e­mos de muchos aspec­tos car­ac­terís­ti­cos de nues­tra for­ma de ser.

De repente, debe­mos “decir adiós” a:

  • Los con­tac­tos sociales, el encuen­tro per­son­al con otros actores de nues­tra sociedad, ami­gos y pari­entes, inde­pen­di­en­te­mente de la edad y el gra­do de relación.
  • La ciu­dad como un lugar de encuen­tro con sus lugares públicos.
  • El com­er­cio, la gas­tronomía y la indus­tria locales con su dinámi­ca para un entorno urbano hab­it­able con el que uno se pue­da identificar.
  • La amplia gama de activi­dades cul­tur­ales que se ofre­cen, des­de sim­ples vis­i­tas al cine has­ta museos, ópera, bal­let, etc.
  • Las aso­cia­ciones con su sen­ti­do de la comu­nidad y la sol­i­dari­dad, ale­jadas de sus orí­genes y esta­tus social.

Con ante­ri­or­i­dad a la actu­al cri­sis del Coro­n­avirus, los estu­dios han demostra­do que los ciu­dadanos en su con­jun­to inde­pen­di­en­te­mente de su edad o esta­tus social ponen de man­i­fiesto la impor­tan­cia de sus ciu­dades inteligentes, el cual, aun estando con­fi­na­dos no pier­den la cer­canía con sus comu­nidades, com­er­cios e infor­ma­ción local.

Nues­tra empre­sa que se haya inm­er­sa en poten­ciar y pon­er en val­or la impor­tan­cia del soporte dig­i­tal, esta­mos oblig­a­dos a cumplir los deseos y necesi­dades de los ciu­dadanos, tan­to aho­ra como en el futuro.

Según el “Empoderamien­to del Ciu­dadano” debe­mos enten­der la situación actu­al como una opor­tu­nidad, colo­car las necesi­dades de la sociedad en primer plano, involu­crar a la ciu­dadanía, usar la vol­un­tad de iden­ti­ficar y así apo­yar a la ciu­dad con toda su diver­si­dad de.

Tra­ba­je­mos jun­tos, con aún más inten­si­dad, para hac­er de la ciu­dad un lugar de expe­ri­en­cia y un lugar de encuen­tro para todos los ciu­dadanos con sus difer­entes necesi­dades e intereses.

Inte­grat­ed Worlds España encauza en gran medi­da un encuadre inte­gral ori­en­ta­do a los ciu­dadanos y, sobre todo, ori­en­ta­do al engrandec­imien­to local y éxi­to sostenible.